#CECUCONSEJOS PARA LAS VACACIONES

La oferta de bienes y servicios a través de Internet abre un abanico de posibilidades inabarcable. Los consumidores estamos expuestos a técnicas de mercadotecnia pensadas para seducirnos y que en verano se multiplican: superofertas si compramos de forma anticipada, precios cambiantes, ofertas que se agotan, rapidez y facilidad de pago, cientos de opciones para viajar, alojarse, financiarse, asegurarse, comprar y comprar, la mejor oferta, la más interesante, las más barata, ¡¡una locura!! Todo ello promueve un consumo compulsivo e irreflexivo que puede acarrear consecuencias indeseables.

Por eso, desde CECU proponemos una serie de consejos para que tus vacaciones no se conviertan en tu infierno. 

 _________________

El consumo responsable empieza en la planificación: a la hora de decidir dónde, cuándo y con quién contratar las vacaciones, cada consumidor debe tener en cuenta sus necesidades y posibilidades económicas. Por muy llamativa que sea una oferta, siempre hay que revisar bien las condiciones de compra y las entidades con las que se está contratando un servicio ya que en caso de tener cualquier problema o tener que reclamar, hará falta ponerse en contacto con ellas. Una buena práctica consiste verificar la identidad de la empresa con las que se contrata cualquier servicio y recabar los datos de contacto – teléfono y direcciones.

Para evitar estafas, no basta con fijarse únicamente en el precio.  Hay que comparar ofertas y leer siempre la letra pequeña. Ojo con los recargos por servicios no solicitados Es recomendable tener en cuenta las opciones de cancelación que nos ofrecen o la posibilidad de contratar algún seguro. No te dejes engañar por la publicidad de los créditos rápidos, puede resultar especialmente engañosa.

Una vez se haya elegido una oferta, deben guardarse todos los folletos de información, descargar las ofertas o hacer pantallazos de las mismas; guardar los correos que se hayan intercambiado con la prestadora del servicio, así como los justificantes de pago. Todos ellos serán necesarios en caso de tener que reclamar.

Además, aunque cada vez en menor medida, parece que en verano se dejan en casa los hábitos y buenas prácticas de consumo responsable y respeto al medio ambiente y a las personas del lugar de destino. Desde CECU recordamos la importancia de elegir el medio de transporte menos contaminante, mantener un consumo adecuado de agua,  evitar el uso de plásticos innecesarios o separar los residuos, para no causar daños en el entorno. Se ha de tener en cuenta que la sobreexposición a la publicidad y las ofertas se mantiene durante las vacaciones. Desde CECU apelamos a la responsabilidad de los consumidores para evitar compras irreflexivas.

 

FINANCIACIÓN

Cada vez más consumidores optan por solicitar un crédito para hacer frente a los gastos de las vacaciones. Antes de contratar ningún préstamo,  debería valorarse si de verdad compensa y es necesario. Recomendamos comparar ofertas y prestar atención al tipo de entidad con la que lo contratamos; se recomienda siempre optar por una entidad financiera y evitar las entidades prestamistas que se ofertan en Internet. Una vez se decide contratar, hay que tener cuidado con las ofertas y las condiciones del contrato. Normalmente, las ofertas más atractivas llevan aparejados comisiones e intereses muy elevados en caso de impago.

 

TRANSPORTE

Como venimos recordando cada año, se viaje en tren, autobús, o avión, se podrá reclamar en caso de cancelación, retraso, accidente, pérdidas de equipaje o cualquier incumplimiento de las condiciones del servicio. En cada caso las compensaciones serán distintas así que el consumidor debe informarse bien de sus derechos y, si es necesario, reclamar.

Aconsejamos mantenerse informado de las posibles convocatorias de huelga  y de las situaciones de riesgo meteorológico o político en determinados países. Asesórate sobre tus derechos en cada caso. En este sentido, si se va a viajar al extranjero existe un Registro de Viajeros en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que no es obligatorio pero sí recomendable para cualquier eventualidad o emergencia.

Si se opta por alquilar un coche es muy importante fijarse en las condiciones del contrato más controvertidas, como por ejemplo: la política de combustible; los límites geográficos o de kilometraje; la entrega fuera de horario, días después o en otra oficina; cobertura del seguro y seguros adicionales; qué hacer en caso de accidente y todo lo relacionado con los daños que tenga o pueda sufrir el vehículo.

 

ALOJAMIENTO

Si internet ha servido para que se multipliquen las ofertas, la sensación de impunidad multiplica también las estafas. Si se va a alquilar a través de Internet, es interesante buscar referencias o revisar los comentarios de otros usuarios; se debe desconfiar de los precios demasiado económicos o de aquellos anuncios que solo dan un correo electrónico para contactar. Se recomienda solicitar un contrato por escrito con información sobre el precio, fechas, fianza, dirección completa, datos del arrendador, calidades, zonas comunes, servicios, electrodomésticos, etc. antes de firmar.  Se deben guardar todos los documentos, así como las conversaciones por correo electrónico y los mensajes de móvil. Si a pesar de estas precauciones la vivienda no cumple con lo pactado, podremos reclamar. En este sentido, es importante indicar que si el contrato es con un particular no será un contrato de consumo, por lo que las vías de reclamación serán distintas.

Si se ha contratado un alojamiento directamente con una empresa o a través de un intermediario (inmobiliaria, agencia, página web…), hay que asegurarse de que en la reserva aparecen las fechas de la misma, el tipo de alojamiento y el régimen de comidas, si lo hay. En caso de que no se respete la reserva o haya cualquier problema, deberemos reclamar en el establecimiento para buscar una solución rápida o en la agencia, si lo contratamos a través de una.

Si contratamos un viaje combinado (transporte, alojamiento y/o actividades adicionales), el incumplimiento de cualquier punto del contrato o folleto publicitario se puede reclamar directamente a través de la agencia, independientemente de quién haya prestado el servicio.

 

DOCUMENTACIÓN PARA VIAJAR

Para no tener problemas de difícil resolución justo en el momento de viajar, es importante recordar algunos aspectos básicos sobre la documentación personal que los consumidores deben llevar siempre consigo.

- Documentos que acrediten la identidad de las personas: destaca en este aspecto la necesidad de que el DNI sea obligatorio a partir de los 14 años. Las personas extranjeras deberán portar documentación que acredite su identidad.

- Documentación necesaria para viajar con menores: la recomendación genérica es que, independientemente de la edad, se vaya siempre documentado con el DNI, lo cual facilitará cualquier proceso de identificación y viajar por los países dentro del espacio Schengen. Además, los menores que viajen solos o en compañía de otras personas necesitarán una autorización del padre, madre o tutor. Por su parte, con el pasaporte no es necesario ese último documento, ya que, para poder obtenerlo, el menor necesita el consentimiento de ambos progenitores.

- Registro del alojamiento: será obligatorio el registro de cualquier mayor de 16 años en todo tipo de establecimientos de hospedaje.

Si en algún momento anterior hemos presentado una denuncia por robo o extravío del DNI o pasaporte o relacionada con un menor, sin perjuicio de que sea un deber en sí mismo, debemos retirar la denuncia si desaparece el problema ya que si esta se mantiene activa puede acarrearnos problemas al entrar o salir de un país o si las autoridades nos solicitan la documentación.

 

ROAMING

Si el viaje es en la propia Unión Europea se aplicarán las tarifas de roaming aprobadas por la Unión, es decir, no se podrá aplicar recargo alguno respecto de la tarifa nacional por cualquier llamada itinerante regulada efectuada o recibida, por cualquier mensaje SMS itinerante regulado enviado, ni por cualquier servicio regulado de itinerancia de datos, incluyendo mensajes MMS. Tampoco se  podrá cobrar por la utilización en el extranjero del equipo terminal o servicio.

No obstante, existen excepciones derivadas de un uso por encima de unos límites llamados de uso razonable. Estos límites son marcados por cada operadora y, si se sobrepasan, podrían dar lugar a un recargo adicional. Recomendamos que se tengan en cuenta estos límites, especialmente en caso de estancias largas en el extranjero.  

Si se viaja fuera de la Unión Europea, recomendamos consultar con la operadora el coste de las llamadas, los SMS y uso de datos desde el país de destino y las tarifas de roaming que pueda ofrecer. Según los casos, puede ser aconsejable adquirir una tarjeta SIM en el país de destino.

 

ATENCIÓN SANITARIA

Si se va a viajar dentro de la Unión Europea, es aconsejable solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, que da derecho a la atención sanitaria dentro de los Estados miembro en condición de igualdad con los ciudadanos del Estado en cuestión. Es válida además para Noruega, Liechtenstein, Islandia y Suiza.  Si se va a viajar fuera de estos países, es recomendable contratar un seguro de atención sanitaria.

En algunos casos, se deberá asumir una cantidad fija o un porcentaje de los gastos derivados de la asistencia sanitaria, en igualdad de condiciones con los asegurados del Estado al que se desplaza. Estos importes no son reintegrables. Le recomendamos visitar la web del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

 

EVENTOS

El verano es una época de conciertos y festivales musicales por todo el mundo. Si se va a comprar la entrada a través de internet hay que asegurarse de quién está detrás de esa venta y de no estar en un portal de reventas donde los precios son muy superiores. Si se decide comprar una entrada a un particular, nuestros derechos de reclamación pueden verse afectados, más aún si este se encuentra en otro país.

 

¿QUÉ HACER EN CASO DE INCIDENCIA?

En caso de incidencia es importante presentar una reclamación en el momento en que se produzca; que sirva para dejar constancia de los hechos. Podremos solicitar hojas de reclamaciones y justificantes de las mismas. Es recomendable hacer fotos, guardar tiques de compra y toda la documentación que pueda ayudar a acreditar aquello que tengamos que reclamar, incluidos los folletos con las ofertas.

Si por la propia dinámica del viaje no podemos gestionar o resolver la reclamación en ese momento, podremos reclamar una vez regresemos a nuestra residencia, aunque es importante dejar constancia en el momento en el que surja el problema.

¿Cómo reclamar? En primer lugar debemos dirigir nuestra reclamación a la propia entidad a través de un medio fehaciente. Si al cabo de un mes no hemos obtenido respuesta satisfactoria, dependiendo de la empresa reclamada podremos acudir a una instancia u otra o, directamente, a los tribunales de justicia. Si la reclamación no supera 2000 euros podremos interponer una demanda sin necesidad de estar asistido por abogado ni procurador.

Dada la variedad de servicios que se pueden contratar y las diferentes vías que tenemos para reclamar en virtud de los mismos, recomendamos contactar con su asociación de consumidores.

En el caso de consumidores que residen habitualmente en España y quieran reclamar a una empresa de otro Estado miembro de la UE, Noruega o Islandia, el Centro Europeo del ConsumidorAgencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, podrá ayudarle en su reclamación

 

 

CECU

18 de julio 2018

@CECUConsumo

#CecuConsejos 

Etiquetas: Viajes, Derechos, Consumo

ImprimirEmail

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de cookies.